Translate

Friday, April 27, 2012

Elia Casillas, Los Murales del Maestro Arteche destruidos, en Navojoa, Sonora.




Soy poeta, pero desde mi infancia me han gustado las artes, también fui bailarina profesional en Puerto Vallarta, Jalisco. Por aquellos años me tocó el gran pintor Manuel Lepe, su hermana Chayito cursaba la secundaria conmigo, y a veces, él nos compraba boletos de rifas, la cuestión era entrar a su galería y ver. Ver en cada galería que se abría, los acuarelistas que trabajaban en el malecón, o cualquier pintor extranjero que venía a inspirarse en nuestras casas. Puerto Vallarta se presta para cualquier arte, y el arte se mama. Siempre tuvimos a la mano grupos de danza de la talla de Amalia Hernández, por mencionar a alguien. En aquellos años se le daba valor a la materia música, y era obligatorio cursarla, ésa o cualquier asignación que tuviera que ver con el arte, como pintura con el Maestro Troncoso. Para que nos dieran cinco puntos teníamos que estar en la estudiantina, participar en declamación, oratoria, danza. De cualquier forma te nutres de una cultura sólida, no fui músico, actualmente no danzo, pero fueron materias que enriquecieron mi vida. Cuando hice la primer denuncia sobre los murales del Maestro Arteche, hubo gente que se cuestionó por qué yo, si soy poeta. Bueno, vi el daño, he visto como la humedad y el abandono se los ha ido comiendo en medio de la ignorancia de nuestras autoridades, si se les puede llamar así, yo les digo BESTIAS, porque eso es lo que son: BESTIAS. Abandono, ignorancia, indiferncia. Indiferencia, no entiendo a este pueblo, nadie al parecer ha visto esta desgracia. No podemos perder algo tan valioso. Antes de morir el Maestro Arteche les advirtió que para poner el sobre techo del Teatro Romeo Gómez Aguilar había que trabajar con ciertas reglas y materiales que él les hizo llegar, por lo visto sus instrucciones se fueron a la basura. Los Murales están manchados de pintura, de tirol, se están descarapelando, y la verdad yo tengo miedo que venga otro Presidente Municipal más BESTIA que el que se fue, y para quitarse del problema pinte los murales de blanco. Ese es mi terror, de por si el pueblo no tiene mucho que verle y que de pilón, lo poco que tenemos se destruya, eso realmente me aterra, me aterra no hablar, no decirlo, no gritarlo, no hacer nada. El otro Mural que está en Sala de Cabildo, a nuestras BESTIAS CHIQUITAS (regidores), se les ocurrió recorstar la silla en la pintura y la mancha o raspón quedó sobre el mural y sigue agrandándose. Total que todos los Murales del Maestro Arteche están en pésimas condiciones. Para restaurarlos deben ser personas del Maestro, sus alumnos, no pueden enviar a ninguna persona de fuera, tiene que ser su gente. Cuando escogen el personal que va a ayudar al Presidente Municipal, he puesto atención y me he percatado que ahí meten a cualquier compadre, y éste, se vanagloria con ir a las escuelas primarias a saludar a la bandera y a cantar el Himno Nacional. Señores el puesto de Cultura y Educación es muy sensible, el peor de los errores es acomodar en ese sitio tan frágil a un maestro, porque ya sabemos de qué pie cojean estos tipos. Que me disculpen los maestros, y tal vez sean buenos enseñando (y lo dudo), pero en cuestiones culturales son un verdadero desastre, así anda el país, ya no son los maestros de otras épocas, ahora todos quieren agarrar hueso para salir de pobres y si que los he visto en puestos públicos, regándola. Bueno, es mi segunda denuncia sobre los murales de nuestro querido Maestro Héctor Martínez Arteche.




Los Murales del Maestro Héctor Martínez Arteche, destruidos y abandonados.

Destruidos los Murales del Maestro Héctor Martínez Arteche, en Navojoa, Sonora.

Tuesday, April 24, 2012

Navachiste, Sinaloa. Festival de las Artes 2012, Elia Casillas

 
 
Fotografía de Cayo Vicente
Navachiste, Sin.
No son hai-kus (aclaro)
1

Allá, los pescadores

mojan a la luna

con sus remos

2

Elevado en el humo de su hoguera

el poeta enamora a la luna

con un haikú negro

3

En silencio

un poeta oscila

en la rama del templo

4

Me despertó el canto del mar

en mi puerta

un caracol

5

Regresará

ya son un sólo espíritu

la fogata y el poeta

 6

Entre gritos de gaviotas

lento, majestuoso

el ocaso

7

Caracol:

en tu espiral ruedan

los fantasmas y el Universo

8

Caracol

en tu cueva canta

y se emborracha el mar

9

En el campamento

el aire busca una casa

para amanecerse

10

Los pescadores

siguen a su corazón

para llegar a la luna

11

El Huizache

soledad y espinas

no hacen sombra

12

Generoso el caracol

lleva el océano

y sus piratas


13

Caracol

a tu casa

sólo entra el mar


14

El mar

vive en el caracol

y no paga tenencia

15

Para: Sandino Bucio Dovalí

El caracol

se arrulla solo

trae la música por dentro


16

El poeta

asesina el poema

con su sonsonete

17

Entre los huizaches

la luna y un lucero

caminan espinados


18

Para: César Cortés Vega 

Llegaron juntos a la boda

la noche, la luna

y los jejenes




19

El mar, la arena

y la luna viajaron en el bambú

como lluvia


20

Pone un poema en su mirada

y él sólo ve los botines

y las mariposas de sus ojos


21

Para: Alejandra Proaño

La barca del pescador

sueña con un poema

de ojos verdes


22

En la fogata

sus ojos vinieron

con intención felina


23
  
En el fuego

el amor y la tristeza

la guitarra fue testigo

24


Llegó el calor al campamento

abro lo ojos

y lo dejo entrar


25

Es un espíritu el humo

un poema elevándose

a su paraíso

26

Una mancha plateada

en el mar tranquilo

peces amotinados


27

Vienes en el viento

y como piedra

espero tu golpe


28

En el campamento

voces, voces, voces,

fantasmas asustados en las fogatas

29

El pescador duerme

el mar lo arrulla

la luna lo amamanta

30

No duermen los poemas

asan bombones

y cantan

31

El campamento hijo

santo poema

poesía virgen


32

En el mar

la barca de abril

la huella del poema

33

En la fogata

palabras y palabras

para el poeta hambriento

34

El caracol

hizo su soledad

con el tiempo del océano

35

Se aleja el caracol

en su mochila

el canto del mar

36
Para: Rita Gironés

El caracol

es

un

poema

l
e
n
t
o


37

Sus voces en cielo

en la arena

bosteza la poesía

38

Esa barca

el mar va y viene

entre los enamorados

39

Llegó el poeta

en el fuego

la luna se enamora

40

A las fogatas

regresa el mar

que partió en la madrugada

41

Los poetas de fuego

entre las llamas

espíritus gitanos

42

Esperan la luna

los poetas, los pescadores

y el fuego

  43

El niño pescador

el sol gira

en su boleadora

44

Allá la luna juega,

en el mar

las gaviotas se devoran

45

Tus ojos en el mar

la luna

se desviste entre los peces

46

Luna cobriza

entre las olas

tu reinado

Navachiste, 2012 Elya