Translate

Sunday, September 27, 2015

Hugo Gutiérrez Vega





Variaciones sobre una Mujtathth de Al-Sharif Al-Radi


                                                                      Pasaré la noche con el inmenso desierto
                                                                                      que hay en mí y el estar contigo
.


I

Hay una extensión cercada por el cielo,
una inmensa planicie descubierta por la luna,
un campo de flores pálidas
sitiadas por su propio perfume,
una casa en el bosque de los grandes abetos de la noche,
un camino entre los pinos,
el otoño de planetas cercanos,
el lago de orillas blanquísimas,
el violeta tenue en la madrugada del mar,
la pulpa entregada de un fruto
que sobrepasa la medida de la mano,
la noche de la selva,
la madrugada de la altiplanicie
y el corazón de todos los niños de la tierra.
Todo eso, Al-Sharif, todo eso
y “pasaré la noche con el inmenso desierto
que hay entre mí y el estar contigo”.


II

Esta lejana gloria de Al-Andalus,
lejana la tarde de las montañas de Córdoba.
Colocamos todos nuestros bienes,
un puñado de cosas entrañables,
sobre la frágil estructura
que levantan los hombres en la tierra.
Todo está tan lejano, Al-Sharif.
Queda este enorme cansancio,
la débil certeza de no saber nada,
de no querer ya nada,
de conformarnos con esta tarde en la playa
y con los ojos pálidos del mar,
los que no ven,
los hechos para ser contemplados.


III

Era el tiempo en que se nos abría el paraíso
en todos los minutos del día.
Días de minutos largos
de palabras recién conocidas.
El ojo de la magia les daba una iluminación irrepetible.
Y sucedió después que el paraíso era un engaño de la luz,
que a los amigos les bastaba un segundo para morirse,
que los amores llevaban dentro una almendra agria.

En la noche el paraíso sigue abriendo su rendija,
un fantasma de la luz,
el que hace que los amigos estén siempre aquí,
que los amores se conformen con su almendra agria,
que el corazón no rompa a aullar en la montaña.


IV

Esa noche escuchamos el graznido de los cuervos del destino presagiando la partida.
Esa noche que, aunque siendo de verano, nos impidió pasar las horas en el terrado escuchando la voz del poeta joven.
Esa noche los lobos anduvieron cerca de la casa y al inicio de la madrugada las flechas sombrías se clavaron en la puerta.
Se escuchó el gemido de las gacelas perseguidas por la sombra y se agrió la leche en los pechos de las madres.
Rodearon los presagios el lecho de la madrugada y el nuevo día nació llorando.
El viento dijo que la separación se acercaba a la puerta.
Los cuervos no graznaron en vano:
antes que el sol descubriera una pequeña parte de su rostro la casa quedó vacía.
Desde el terrado te vi correr hacia la montaña. Ser fue perdiendo la música de tus ajorcas.

Ahora la pena ocupa nuestro lecho.

Cómo encontrar reposo durmiendo sobre los guijarros de la soledad no deseada.

Cómo vivir con la certidumbre de que la ausencia ha puesto sitio a nuestra casa ya en sombra.

(En) seres Elia Casillas


Más allá… Elia Casillas


Saturday, September 26, 2015

43 Elia Casillas


Hugo Gutiérrez Vega …qué país le vamos a dejar a nuestros jóvenes.





Hugo Gutiérrez Vega ya no está aquí. Pero sí sus palabras. Esto fue lo que dijo sobre los 43. Sus respuestas laceran la consciencia mexicana a un año de aquellos fatídicos hechos en Guerrero: 

¿A qué le debe temer este país tras los hechos de Ayotzinapa?

"Lo que más me angustia es saber qué país le vamos a dejar a nuestros jóvenes. Espero que ellos sean más inteligentes que nosotros y puedan remediar las cosas. Por lo pronto, lo único que les vamos a entregar es un caos lleno de sangre y de maldad. Les estamos heredando lo que Shakespeare dijo sobre el mundo: un cuento narrado por un tonto, por un loco. Eso es lo grave, que esta realidad no sólo es cruel, sino tonta".

¿Qué connotación cultural tiene la tragedia de Iguala?

"Ayotzinapa es una prueba clara del proceso de degradación humana que está sufriendo el país. La crueldad, la violencia, la impunidad, la corrupción y la torpeza nos han ingresado a un proceso de involución antropológica. Para mí, el país es ahora una película de terror transmitida en un canal comercial a las 3 de la mañana. Es un verdadero espanto. Y el responsable fue Felipe Calderón. Él echó a rodar esta bola de nieve. Siempre habrá que recordarlo como el culpable de la historia". 

¿Es posible escribir el dolor de los 43?

"Hoy nos enfrentamos a una realidad demasiado brutal como para poder estar frente a ella. Lo primero es bajar los ojos y llorar en silencio. Lo segundo es gritar... Eso me hace recordar el final de un poema sobre Guernica, el pueblo vasco que fue destruido por la Legión Cóndor de Hitler: Nada se puede hacer;/ el minuto ha pasado./ Sólo queda gritar,/ gritar hasta que el viento/ nos muestre una salida. Y es cierto, eso es lo único que nos queda: gritar, gritar en las manifestaciones, gritar de horror, de pavor, de crueldad. Quizás así podamos sanar".

http://www.elfinanciero.com.mx/after-office/que-pais-le-vamos-a-dejar-a-nuestros-jovenes-hugo-gutierrez-vega.html

#43 / Presos Políticos, Libertad - La HH Botellita de Jerez

Friday, September 04, 2015